Saturday, September 23, 2006

Poder felino







Once I wanted to be the greatest
Two fists of solid rock
With brains that could explain
Any feeling
Lower me down
Pin me in
Secure the grounds
For the lead
And the dregs of my bed
I've been sleepin'
For the later parade
Once I wanted to be the greatest
No wind of waterfall could stall me
And then came the rush of the flood
Stars of night turned deep to dust.


Cat Power en el Ex-Nafinsa. Chan Marshall, por fin, en México. Alguna vez escribió Kafka que, cuando el tren pasaba enfrente de ellas, las personas enmudecían automáticamente. Como si la presencia de tanta velocidad y la certeza de que ese artefacto se dirigía a un lugar lejano –quizá mejor que desde donde se observaba el paso del tren– les sirviera para suspender, por un momento, su incredulidad ante la posibilidad del cambio. Cuando Chan Marshall empezó a tocar su piano, con una cadencia a baja velocidad, fue como si el tren pasara frente a nosotros, haciéndonos enmudecer automáticamente y pasmar nuestros cuerpos. En los trenes las personas viajan acomodadas en compartimentos de acuerdo al precio del boleto que pagaron. Sobre el escenario del Ex–Nafinsa, vimos pasar a gran velocidad una sucesión de personalidades mal acomodadas en un solo compartimento: el cuerpo encorvado de esta mujer que cuando no siente a gusto con sus calcetines se los quita y cuando tiene ganas de ir al baño, simplemente se disculpa y se va. A mucha gente, esto le pareció molesto. A mí, me pareció simplemente fascinante.

1 comment:

Miss Cronika said...

chale, me hubiera gustado estar ahi. Cat power es de mis favoritas. Aqui hay musiquita por si quieres www.esteticaunisex.com/music