Friday, December 01, 2006

No siete, sino cuatro…

Cuatro películas que puedo ver una y otra vez:
1. El evangelio de las maravillas, de Ripstein
2. Nazarín, de Buñuel
3. Breve película sobre el amor, de Kieslowski
4. Vértigo, de Hitchcock

Cuatro lugares donde he vivido:
1. Siempre he vivido en la Ciudad de México, pero son muchas ciudades en una sola

Cuatro programas de TV que me gusta ver:
1. Six Feet Under
2. Los Simpsons
3. Pare de sufrir e infomerciales en general con contenido menos piadoso
4. That 70’s Show

Cuatro lugares favoritos para ir de vacaciones:
1. Lisboa andando en bicicleta
2. Zacatecas a principios de la época de lluvias
3. Nueva York con el espíritu de Carry Bradshaw
4. Madrid sin pinta de mala persona

Cuatro de mis platillos preferidas:
1. Pasta
2. Un buen corte de carne, término medio
3. Atún sellado
4. Paella

Cuatro sitios de internet que visitó a diario:
1. Yahoo Mail
2. Hotmail
3. El País
4. El Universal

Cuatro lugares donde quisiera estar ahora:
1. En Nueva York, en la época de la Guerra Fría
2. En el final feliz de la película de mi vida
3. En el primer día de filmación de mi primera película
4. En Praga, durante la famosa Primavera

Cuatro trabajos que me gustaría tener:
1. Jefe de Redacción (junto con Lorena) de la revista TV Chismes
2. Traductor en el Fondo de Cultura Económica
3. Productor de radio
4. Crítico de cine de The New York Times

Cuatro famosos que he conocido:
1. Michael Nyman
2. Arturo Ripstein
3. Peter Greenaway
4. Ken Loach

Cuatro platillos que detesto:
1. Hígado encebollado
2. Huevos ahogados
3. Ensalada de col agria
4. Ate

Cuatro posibles primeras impresiones que causo:
1. Mamón
2. Soberbio
3. Vanidoso
4. Hermético

Cuatro bebidas favoritas:
1. Coca-Cola (las aguas negras del imperialismo yanqui)
2. Agua mineral
3. Agua simple
4. Jugo de toronja

Cuatro olores favoritos:
1. Happy de Clinique
2. El olor de las páginas de un libro que se abre por primera vez
3. El olor a dulce que se huele por las tardes en la UAM, porque cerca hay una fábrica de dulces
4. El aroma de las personas con quienes me siento en confianza

Cuatro cosas que me encanta hacer y que no tienen que ver con mi carrera:
1. Enterarme sobre entomología
2. Ver el mayor número de películas consecutivas en un día
3. Leer sobre psiquiatría
4. Traducir letras de canciones

Cuatro cosas para las que estoy negado:
1. Dar órdenes
2. Hablar en público
3. Hacer declaraciones de impuestos
4. El cine de Alejandro González Iñárritu

Cuatro cosas que colecciono:
1. Discos, aunque la música en línea sea lo de hoy
2. Carteles de cine
3. Mis boletos de las idas al cine
4. Buenos momentos que en su tiempo no parecieron tan buenos

Cuatro canciones favoritas:
1. It’s the end of the world as we know it, de R. E. M.
2. Everybody Knows, de Leonard Cohen
3. Lucky, de Radiohead
4. If you’re feeling sinister, de Belle & Sebastian

Cuatro libros favoritos:
1. La inmortalidad, de Milan Kundera
2. Mrs. Dalloway, de Virginia Woolf
3. Liberalismo político, de John Rawls
4. Eichmann en Jerusalén. Un estudio sobre la banalidad del mal, de Hannah Arendt

Tomado, nuevamente sin autorización (quizás debería decir “plagiado”, pero el contenido es mío) del blog de Usuario X (usuario-x.blogspot.com).

11 comments:

Arkturo said...

ya me lo copié

Senses & Nonsenses said...

las pelis elegidas me encantan, aunque hubiera puesto otras de cada autor (de kieslowski no, esa es mi favorita). kundera, six feet under (la mejor serie que he visto desde twin peaks).
un placer volver a pasarme por aquí que he estado perdido por caminos menos virtuales.
sí ví 'Asediada', aunque me gustaría verla otra vez para ver si se repite esa frase de cocteau que se dice en 'belleza robada' y 'soñadores' sobre las pruebas de amor. aunque toda la película puede ser vista como una prueba de amor (tendría que volver a verla).
en 'belleza robada' lo dice el personaje que interpreta jean marais que fue pareja de cocteau durante muchos años.
me encanta descubrir otra afinidad más con bertolucci.
'little buda' no era menor, era simplemente mala. en mi opinión la peor pelicula de bertolucci.
un abrazo.

Josue said...

Hola
quisiera saber que opinas de belleza americana y de grandes esperanzas
mil gracias...

Zelig said...

¿Así que conociste a Greenaway y Loach? Te envidio, jeje. Dime no puedes desarrollar más a tus fieles tus impresiones, anécdotas, charlas, etc. sobre el encuentro de ambos personajes...

Mario said...

Arkturo:

Bueno, así es esto, uno de los mandamientos de la blogósfera es perdonar nuestros plagios, así como nosotros perdonamos a quienes nos plagian. Como diría Krusty el payaso: copiar, inventar, ¿no son lo mismo?

Senses:

Bienvenido, de nuevo, se te extrañaba... Es que esa película de Kieslowski permanece como perfecta en su equilibrio entre fondo y forma. Una historia tan dura no podría ser contada de una forma más austera y económica. Acabas devastado después de esta "Breve película sobre el amor", por el vínculo de amor tan estrecho que se ha construido y, paradójicamente, por ese final tan pesimista. Y eso que la pélícula no dura más de 90 minutos. En fin, yo sigo creyendo que Kieslowski se nos fuer muy pronto, y eso que son ya diez años de su partida.... "Six Feet Under" merece muchos comentarios aparte, por su humanidad, su cinismo, su sentido del humor negrísimo y esa capacidad para devolverle su contundencia a esa idea que se ha vuelto un lugar común y que aparece como lema de una de las últimas temporadas: "Cada día sobre la tierra, es un buen día"... No sabía ese dato sobre "Asediada" ni tampoco que Marais fuera pareja de Cocteau. Toda la obra de Bertoluci es so, como tú bien dices: una prueba de amor. Sigo agradeciendo que me hayas hecho ver "Belleza robada" con otros ojos... Un abrazo


Josué:

Gracias por venir y dejar un post por primera vez. Eres bienvenido... Ahora que Senses hablaba de "Six Feet Under", tu recuerdas "Belleza americana", del mismo guionista. ¿Qué puedo decir? Me sigue pareciendo una película inteligente, estupendamente bien actuada, cálida, con un muy buen sentido de la ironía confundido con el dolor, menos complaciente de lo que la crítica dijo en su momento, y llena de diálogos memorables: "Quisiera decirle a mi hija que la vida se va a poner mejor, pero no quiero decirle mentiras". "El mejor momento del día es la paja que me hago en la ducha, y a partir de allí todo es cuesta abajo". "Hay tanta belleza en el mundo, que a veces se vuelve insoportable"... Ese Allan Ball es un gran escritor y Sam Mendes nunca volvió a hacer algo a la altura de su primera película...
Sobre "Grandes esperanzas", no vi la versión de Leland, sólo la de el mexicano Cuarón. En su momento me gustó mucho, por la solvencia formal y esa historia de Dickens que resiste cualquier tratamiento contemporáneo. Muchas escenas memorables: Anne Bancroft cantando "Bésame mucho", la escena del beso en la fuente, la exposición de las pinturas del personaje de Ethan Hawke, la belleza éterea de Gwyneth Paltrow. Aunque debo decir que no la he vuelto a ver, para conocer cómo resistió el tiempo.... Las películas, como los vinos, deben ser sometidas a la prueba del añejo...

Zelig:

Lamento no tener grandes anécdotas que contar, del estilo de las que se incluyen en los prólogos de las biografías... A Greenaway lo conocí hace unos 9 años, cuando acababa de hacer "The Pillow Book" y vino a México a una exposición pequeña de su obra como pintor y como escenógrafo para ópera. Precisamente, creo que presentaba su ópera "100 objetos para representar al mundo". Ya sabes cómo funcionan estos coctéles de presentación, breves, muy caóticos, poco dispuestos al diálogo en profundo. Pero en aquel momento, logré colarme un momento al final de la rueda de prensa, y con mi inglés muy rudimentario me acuerdo que le pregunté por qué ya no había vuelto a trabajar con Michael Nyman (en esa época, lo escuchaba todo el día), y el me dijo que por una sencilla razón: se había vuelto un compositor muy caro a raíz de su éxito con "El piano". Me dijo que no le importaba mucho no trabajar con Nyman, dada la variedad de compositores del siglo XVIII que se podían usar sin pagar derechos... A Loach, lo conocí en la función de prensa en México de su película "Mi nombre es Joe". Allí no hubo tanta gente como con Greenaway (creo que porque Loach no es un cineasta tan posmoderno y sí con una vocación política profunda) y fue más fácil platicar un poco con él e incluso pedirle un autógrafo, a falta de otro lugar, en una postal que conservaba de "Raining Stones". ¿Recuerdas el final de "Mi nombre es Joe"? A mi me pareció tristísimo, porque la película concluye sin la combatividad de las películas previas de Loach. Me acuerdo que le pregunté sobre si ya se había cansado de terminar sus películas con un llamamiento a la acción política y la resistencia. Y él me dijo que para él ya se había vuelto imposible terminar los rodajes con el puño de "hasta la victoria siempre" levantado. Lo noté muy escéptico y desencantado.... Y, pues esos fueron mis cinco minutos cerca del olimpo cinematográfico... Un abrazo, querido amigo

Tessitore di Sogno said...

Yo quiero ver una cinta tuya antes de morir.

el Erario Inagotable said...

procederé a fusilarme este post (que no su interesantísimo contenido) también.

saludos!

el juntacadáveres said...

que interesante... auqnue me gusta más el número 7... más cabalistico...

Mario said...

Tessitore:

Muchas gracias por el cumplido: el mejor que sin duda me han hecho en mucho tiempo. Te prometo que tendrás boletos para la premier, aunque no creo que sea muy pronto... Un abrazo

Erario:

Adelante, tome lo que quiera y lo que no también. Yo haría lo mismo con el juego con Manuel, pero no tengo un equivalente para mi propia vida. Pero lo guardo para cuando exista... Saludos

Juntacadaveres:

7 es más cabalístico y sin duda de mejor suerte que 6, que es el número de años que duran los períodos presidenciales en México... Saludos, como siempre

tnf25 said...

Neto me voy a robar este posteo para mi blog!!!!! esta genial...cambiando de tema te he comenzado a leer y me pareces de lo mas fascinante........

Mario said...

TNF25:

Bienvenido y toma lo que te sirva del blog (que creo que no será mucho, jeje)... Será muy interesante ver tus propias respuestas a este pequeño ejercicio de ego... De nuevo, te mando muchos saludos...