Tuesday, October 10, 2006

El autor! El autor!

Algunas cosas, no tantas como las cien que recomienda Miss Cronika (misscronika.blogspot.com) sobre el autor de este blog:

1) Mi nombre completo es Mario Alfredo Hernández Sánchez.
2) “Mario” es el nombre de mi papá, pero si tuviera un hijo yo no se lo pondría.
3) “Alfredo” es el nombre de quien es mi padrino de bautizo y que en aquél lejano año de 1978 tenía una muy buena amistad con mis papás.
4) A pesar de llamarme así, nunca me he sentido como un “Alfredo”.
5) He votado en dos elecciones federales, y en ninguna de esas ocasiones mi candidato ha ganado.
6) Nací en la Ciudad de México y desde entonces ella y yo vivimos una complicada relación de amor-odio. Nunca la dejaré, pero creo que tampoco nunca me acostumbraré a sus defectos.
7) También estoy enamorado de un lugar que no es hermoso, pero que mis ojos de amante hacen lucir como el paraíso: la UAM-Iztapalapa.
8) Mi película favorita, no es que sea la mejor pero si la que mejor describe mi visión de conjunto de las cosas, es “El evangelio de las maravillas”. Le tengo un profundo cariño y respeto a Ripstein, a quien he conocido en tres ocasiones y a quien (como siempre me recuerda mi amigo Pedro) siempre acabo preguntándole cómo se puede conseguir su película inédita en México “La mujer del puerto”.
9) En el último cumpleaños, celebré 28 años. Muchos años si se consideran los proyectos que he dejado pendientes; los suficientes años para pescar en el camino a todos los amigos que quiero y que estuvieron conmigo ese día.
10) Estoy tan vulnerable por mi conciencia de la edad que he empezado a caer en todos los lamentos de lugar común de los treintañeros. Hasta me gustó “Efectos secundarios”.
11) La cosa que más me gusta comer en el mundo es el salmón. Lo que menos son las alubias.
12) No me gusta el tacto de la pana, aunque Lorena diga que es muy linda.
13) De los amigos que hoy tengo y que espero conservar para toda la vida, la mas antigua es Yajseel (a quien conocí en 1992) y la más reciente es Selvia (a quien conocí este año).
14) El primer recuerdo que tengo, como a los tres años, es de un pez con una boca enorme adherido a las paredes de una pecera transparente, un día que me llevaron mis papás al Mercado de La Merced y pasamos por la parte donde venden peces y plantas de acuario.
15) Aprendí a disecar una mariposa como a los siete años de edad, con un instrumento de tortura disfrazado de juguete Mi Alegría. Nunca lo volví a hacer y siempre me he arrepentido.
16) Cuando vivimos en Iztapalapa, llegamos a tener cerca de quince gatos entre hijos, nietos y biznietos de una gata de color atigrado a la que le empezamos a dar de comer “sin querer queriendo”.
17) No he llorado mucho en mi vida por pérdidas dolorosas, afortunadamente. De hecho, la última vez que lo hice fue por la muerte de mi gata, hace dos años. Ese mismo día estaba tan triste que tomé mis cosas y me fui al cine. Ví “Dogville”, y aunque me gustó mucho, no me trae buenos recuerdo.
18) Lo último que leí ayer fue una discusión bizantina (como la que tenían los sabios medievales sobre el número de ángeles que caben en la cabeza de un alfiler) sobre si Nicole Kidman, la protagonista de “Dogville” es una gran actriz o sólo una chica con suerte. Me acordé de las discusiones que frecuentemente tengo sobre cosas insignificantes que se vuelven de vida o muerte, con mi amigo Juan Antonio. By the way, como disfruto mis charlas bizantinas con Juan Antonio.
19) Otros amigos con vocación bizantina son Álvaro y Pedro.
20) Con Lorena y con Valerie disfruto mucho pelear por todo tipo de cosas. Es parte de nuestro equilibrio simbiótico.
21) Valerie me hizo notar que siempre que saludo de beso, pongo la mejilla y me dejo besar, más no lo hago yo. Hemos practicado arduamente la forma correcta del beso de saludo y ya me sale regular.
22) He vivido en cuatro colonias diferentes durante mi vida en la Ciudad de México. La quinta casa, tiene que ser la mía, no la de mis padres.
23) Un tiempo me dio por coleccionar carteles de cine, a cualquier precio. Quiero que la que sea mi casa tenga el de “Underground” en la sala, el de “Jamón jamón” en la cocina y el de “Profundo carmesí” firmado por el mismísimo maese Ripstein en el estudio. Ripstein me puso una leyenda que dice “Este personaje siempre quise interpretarlo yo” y la acompañó de una flecha que apunta a Daniel Giménez Cacho.
24) En la premier de “Jonás y la ballena rosada” hace como doce años, el Sr. Jiménez Cacho se enojó porque le pedí un autógrafo. Aún así, sigo pensando que es un estupendo actor.
25) Me encanta perderme por las calles del centro. Como Vivian Leigh que tomaba fuerza de la tierra de color rojo de su finca en “Lo que el viento se llevó”, yo me siento muy a gusto caminando por la Calle de Madero.
26) La Calle de Madero siempre la he asociado con mi vicio actual de comprar discos. Como hay dos MixUps cerca, casi siempre terminó llevándome algo.
27) El último disco que compre, en esa tienda precisamente, fue el nuevo de Beck: “The Information”.
28) He prometido, por otra parte, ya no comprar más libros hasta que termine mi tesis de maestría, porque sólo me frustro más de no poder ni concluir ésta ni leer con placer a todos los autores que quisiera y tengo pendientes.
29) El último autor de quien me he enamorado sin remedio es Michael Cunningham. “A Home at the End of the World”, “Flesh and Blood”, pero sobre todo “The Hours” me parecen libros excepcionales.
30) Al igual que Cunningham, siempre que tengo que concentrarme para escribir algo importante pongo el disco “O.K. Computer” de Radiohead.
31) Me conmueve mucho “La Sra. Dalloway”, de Virginia Woolf.
32) Abandoné la lectura de “Crash”, la novela de J. G. Ballard en la que se inspiró la película de David Cronenberg. Simplemente no pude continuar, me cansó la lectura. Supongo que fueron las circunstancias de trabajo excesivo o la presión de terminar el segundo capítulo de la tesis.
33) Cuando ví “Crash” el cine, allá por el lejano años de 1996, dos amigos, Adriana y Rogelio, me dejaron de hablar por una semana de lo mucho que les ofendió que los llevara a verla.
34) A pesar de que fuimos uña y mugre durante toda la preparatoria, no he vuelto a ver ni a Adriana ni a Rogelio. Los extraño, pero no sé cómo ponerme en contacto con ellos.
35) En la secundaria, me enamoré de la chica, Alejandra, que me enseñó a fumar. Me mareé tanto la primera vez que terminé tirado frente a la estatua de Erasmo Castellanos Quinto en la Preparatoria número 2 de la UNAM.
36) Un día cuando tenía cuatro años y acababa de entrar al Kinder, mi papá me explicó lo que era una medusa. Pensé que era un genio y que lo sabía todo. Hoy sigo pensando que es un genio, aunque en la mayor parte por la paciencia para soportarme.
37) Por eso siempre que veo la caricatura de Bob Esponja y su gusto por las medusas, me acuerdo siempre de mi papá.
38) Me gustaba mucho que los papás de otros niños participaran en las ceremonias cívicas de la escuela primaria u organizando las fiestas. Veía cómo perdían la compostura y eso me divertía mucho. Pero cuando observaba a mi papá haciendo lo mismo, lo que sin duda le costaban trabajo por su timidez, me provocaba muchas ganas de abrazarlo y siempre acababa haciéndolo.
39) La historia que más me gustaba de las que me contaba mi mamá de su infancia, era cómo ella tenía miedo de dar un salto dentro de un charco de agua y “caerse” hacia el cielo.
40) De alguna manera, siento que la comunicación que tuve con mi mamá en esa época se rompió, espero que no de manera definitiva. Espero algún día convencerla que me cuente de nuevo la historia de los charcos de agua en su infancia y alguna otra que tenga guardada como un tesoro.
41) De mi mismo, me doy cuenta que mis amigos piensan que soy muy elusivo y que soy un misterio. En realidad, no hay tanto que contar. Y si pasa algo importante que valga la pena, las personas que quiero lo sabrán sin duda.
42) En una época, tuve la facilidad de que todo tipo de personas me contaran sus cosas. Hoy he renunciado a ello. Para eso, mejor hubiera estudiado psiquiatría.
43) Estudié la licenciatura en filosofía y la maestría en filosofía política. Actualmente estoy tratando de terminar una tesis sobre el problema del mal en la obra de Hannah Arendt. Como reincidente, ya estoy pensando en el proyecto de doctorado: quiero hacer algo sobre las narrativas que se han enfrentado en el espacio público a la hora de estudiar el genocidio.
44) El problema del mal y de la teodicea siempre me han padecido fascinantes. De un modo muy simplista que requeriría mayores explicaciones, puedo decir que no creo en Dios por la existencia de grandes cuotas de mal en el mundo. Pienso que el mal es producto de la libertad humana, y que como tal puede saldarse cuentas con éste. Pero creo que hay seres humanos que han vivido tales cuotas de sufrimiento y tal carencia de calidad de vida, que Dios tendría que apiadarse de ellos.
45) Por mi parte, tengo un umbral de tolerancia al dolor en pequeñas dosis muy bajo, y al dolor en grandes cantidades muy alto. Puedo dejar de ir a trabajar por un simple dolor de estómago. Pero cuando me luxé el tobillo el año pasado y cuando se me inflamó el nervio trígémino este año, los doctores se sorprendieron porque resistiera ambos dolores sin analgésicos.
46) Cuando tenía cinco años, me llevaron al desaparecido Cine Maya de Eje Central a ver “Fantasía”. Recuerdo que fragmentos me gustaron y otros me aburrieron (sobre todo el del aprendiz de brujo). Llegando a casa, vinieron mis tías de visita y me mandaron a ver la tele al cuarto de mis papás. Ese día descubrí “Ensayo de un crimen”, de Luis Buñuel. Como alguna vez dijo Arturo Ripstein a propósito de “Nazarín”, esa película me produjo “un ataque de Buñuel” cuyas secuelas todavía padezco.
47) Fui un tirano de mi hogar, hasta que a los siete años nació mi hermana.
48) El año que nació mi hermana fue el del temblor de 1985. Ella nació el 2 de septiembre y el temblor se produjo 17 días después.
49) Mi primera novia fue en segundo de primaria, se llamaba Gabriela y siempre contaba unas historias muy extrañas sobre las andanzas de su papá como funcionario del PRI.
50) Nunca aprendí a silbar, nadar ni a decir mentiras con suficiente credibilidad.
51) Me gustaría tener la voz aterciopelada de Leonard Cohen para poder decir muchas mentiras con impunidad.
52) Como todos los de mi salón, me enamoré de la maestra Isabel del cuarto grado de primaria. A lo más que llegamos es que ella me consoló el día en que me lastimé el tobillo jugando “Declaro la guerra en contra de mi peor enemigo que es…”
53) Creo que no tengo enemigos. Sin embargo, me intriga que dos personas en la vida, mi antiguo jefe en la revista “Signos Filosóficos” y mi primer jefe en mi trabajo actual, se hallan empeñado tanto en mostrarme lo mal que yo les caía.
54) De todos mis trabajos, del que más orgulloso he estado es del que hice, precisamente, en la revista de la Universidad.
55) Actualmente trabajo en el gobierno, en un organismo de derechos humanos. No puedo decir que esté orgulloso de mi desempeño en términos de creatividad. Creo que me he limitado a cumplir digna y decorosamente con el trabajo, pero que la inercia conservadora del DGA y del gobierno conservador en general, vuelven cosmético y lateral cualquier esfuerzo por la defensa de la igualdad como valor fundamental de la democracia.
56) Sin embargo, en mi actual trabajo encontré a tres excelentes amigos que quiero conservar para el resto de mi vida: Lorena, Valerie y Alexandro. Ellos, en especial mi jefe, me toleran como sólo los amigos saben hacerlo. Tengo que ponerme a la altura de las circunstancias porque no está fácil encontrar chamba, menos en algo que tenga que ver con lo que estudié en la maestría.
57) La persona que más me intimida en este mundo es, precisamente, una de mis mejores amigas: mi asesora de tesis.
58) La persona con la que más me siento cómodo en el mundo es con mi asesor de tesis de licenciatura. De grande, quiero ser como él (aunque creo que ya soy grande, y ya no puedo ser algo muy diferente de lo que soy ahora).
59) Considero que la persona viva que más se merece la existencia del infierno para que en éste pague por sus pecados es Augusto Pinochet.
60) Sin embargo, para mi mala suerte, creo que el infierno no existe, son los otros… Como diría Sastre.
61) Me encantan los temas relacionados con la religión y la escatología: el fin del mundo, las sectas, el nacimiento histórico de las ideas del infierno y del limbo, las pinturas de El Bosco, las representaciones del Diablo.
62) Nunca he descartado la posibilidad del suicidio. Como decía la comandante Ripley en la tercera parte de "Alien", siempre que las cosas se pongan muy feas, existe la posibilidad de escoger la salida digna.
63) Por cierto, "Se7en", del mismísimo David Fincher, es la única película que me ha provocado unas ganas terribles de llorar, abrazar a la humanidad y vomitar al mismo tiempo.
64) Me siento medio aristócrata cuando logro ir al cine un lunes por la mañana. Por eso no disfruto tanto mi trabajo. Entro a mi oficina cuando apenas empieza a sentirse el calor de la mañana y salgo cuando ya está anocheciendo. Cuando me plantearon la posibilidad, pensé que no iba a aguantar.
65) He hecho muchas cosas que no pensé que podría hacer, pero todavía me falta una: como diría Primo Levi, quiero encontrar mi lugar en este mundo. No amoldarme a uno ya creado, sino fabricar el mío con las cosas que me gustan, las que disfruto y con la gente que quiero. Digamos que se trata de a work in progress.

12 comments:

Zelig said...

He leido de un tirón los 65 puntos. Estoy exhausto.

Sólo puedo decir que a mí también me gustaría tener la voz de Leonard Cohen y haber escrito "Suzanne".

Miss Cronika said...

Lhasa nos lee el pensmiento a muchos no? Es la voz triste que todos tenemos. Por cierto, algo de lo que me atrajo a tu blog, es tu amor por el cine, también tengo mi propio blog de cine.. claro, es muy visceral y quiza no le encuentres coherencia. Bueno de todas maneras ahi te va
www.cineanonima.blogspot.com

Mario said...

Zelig:

Amigo, ¿qué decirte? Muchas gracias por el esfuerzo titánico de leer de un tirón el post. La verdad fue medio catártico para mí este ejercicio. El día de ayer muchas personas coincidieron en decirme que soy demasiado elusivo y que expreso con dificultad lo que realmente siento. Así que dejé correr la pluma y salió este inmenso post. Después me sentí como ese escritor que encarna Michael Douglas en "Wonderboys", quien no puede dejar de escribir su eterna novela porque no encuentra las palabras que condensen lo que realmente quiere decir. Cuídate mucho y nos seguimos leyendo.

Miss Cronika:

Tu fuiste, precisamente la inspiración del post. Así que gracias por todo ello. En cierta forma, lo que tu escribiste fue la guía. "¿Qué cosas tendríamos en común esta chica y yo?", pensé y vi que realmente eran muchas. "¿Qué estaría haciendo esta chica cuando yo estaba haciendo tal cosa", y de allí vino todo este ejercicio megalomaniaco. Gracias por la inspiración. No se puede agradecer todos los días que alguien te comparta de su creatividad. Acabo de ver tu correo, pero te lo quiero contestar con toda propiedad y con calma. Por el momento, sólo te digo que eres bienvenida por estos lares. Un abrazo

Miss Cronika said...

Bueno, pues gracias, y sí, exacto; No todos los días encuentras a tu cuasialterego..ja.
Tons, espero con calma tu mail propio.
Un beso. C.

el juntacadáveres said...

gracias por pasarte por mi blog...
bueno, que desde que leí tu perfil encontré autores y directores que pueden fascinarme... leyendo tu post te encuentro más afin aún... seguro que me vuelvo a pasar por aquí seguido...
saludos...

Mario said...

In the mood for love, El castillo de la pureza, Viridiana, Dogville, R.E.M., Kronos Quartet, Cesaria Evora, La inmortalidad (es uno de mis cinco libros favoritos), Los pasos de López, Pedro Páramo... Muchas zonas sagradas compartidas... Es muy divertido descubrir las cosas en que coincides con otra persona, y seguro que tendremos otras tantas no tan en común, pero eso es lo que hace posible que las conversaciones se prolonguen en el tiempo... Muchos saludos, y de nuevo te digo que eres bienvenido!

Asparav said...

Aló! Pasaba por aquí y me quedé a leer un rato, bastante interesante...por cierto, Morrisey el 14 de noviembre en Gualajara y el 16 en el DF, los boletos salen el lunes. Muy efectiva su carta a Ocesa/Santa Claus...

Saludos

Mario said...

Asparav:

Así es, parece que va a repetir Morrisey su estancia en tierraz mexicanas, aunque seamos un país de mayoría carnívora. Ya sólo falta que Santa Claus me traiga a Radiohead y Sigur Ros para tranquilizar a mi oido. Saludos y espero que recincidas por acá, que yo haré lo mismo en tu blog...

Maquiavelica said...

wowwwwwww, he leido màs acerca de ti y eso me late saber quien esta del otro lado de la pantalla¡¡¡
Please no olvides tu blog y postea de vez en cuando¡¡
Besos maquiavelicosssssss

Mario said...

Así es chica maquiavélica: Gracias por tomarte la molestia de leer esos kilométricos post que me han servido de catársis, jejeje... Trataré de postear más seguido, pero luego pienso que lo que a mi me parece interesante quizá no lo sea para los demás... Pero el nuevo post, el que voy a poner en un momento, va dedicado para tí... Hasta pronto

Senses & Nonsenses said...

Yo tb he leído de un tirón el cuestionario y sí que he visto muchas coincidencias sorprendentes: Buñuel, Ripstein ('la mujer del puerto' es mi favorita), crash (yo tb tengo una historieta con esa peli en el cine). Dan muchas ganar de seguir leyéndote y enontrando puntos en común.
un abrazo.

Mario said...

Senses: Qué suerte que hayas visto "La mujer del puerto", yo sólo la conozco de referencia y de lo que he leído por allí... Como sabes, no se ha visto en México después de 15 años de que fue filmada... Si sabes en dónde se puede conseguir, me avisas, que hasta el momento no lo sé...