Thursday, October 19, 2006

Crónica de los músicos que no estuvieron allí


Hay una obra de teatro que se construyó esperando a que un tal Godot apareciera por fin… Modigliana pintaba mujeres de ojos vacíos… Brian Eno ha compuesto muchas canciones para películas que nunca se han filmado… Los Coen hicieron una película sobre un hombre que nunca estuvo presente en el momento correcto… Como puede verse no es tan inusual reflexionar sobre lo que no existe, sobre lo que nunca estuvo allí. Tratar de pintar el color que no es el que buscas, capturar la nota musical que te haga pensar en aquella que no estás escuchando o dedicar cartas a destinatarios que no existen, produce inevitablemente un sentimiento de melancolía. El día de mañana se hubiera ofrecido en el Festival Cervantino un concierto largamente acariciado por el público mexicano (al menos el pequeño que integramos yo y unos cuantos amigos) de la banda escocesa Belle & Sebastián. Sin embargo, no sabemos por qué, la presentación se canceló después de que muchos devotos de estos apóstoles de la adolescencia permanente ya nos habíamos imaginado en el público, frente a ellos, coreando con voz desafinada sus canciones y bailando como posesos de una enfermedad tropical.

Pensándolo bien, el tema de muchas de las más hermosas canciones de Belle & Sebastián es lo que no existe, lo que no va a suceder o lo que ya ocurrió sin que nos diéramos cuenta. Por eso es que las canciones se sitúan en un punto medio entre la tristeza, la melancolía y la franca hilaridad. Pienso en “Jonathan David”, en la que un amigo le dice a otro que está bien que la chica que al primero le gustaba prefiera al segundo. Aquí el amor no ocurrió ni estuvo presente, al menos para el vértice del triángulo amoroso que no fue requerido. También está “Lord Anthony”, en la que Stuart Murdoch aconseja a un chico acosado por sus compañeros y maestros que se lo tome tranquilo, porque todavía tiene a su favor que la vida siempre puede empeorar. En este caso, lo que no está es esa visión idealizada de la infancia y de los años de escuela (porque nadie como un chaval para ser cabrón y cruel!). Me acuerdo también de “I love my car”, en la que un tipo se disculpa por querer más a su carro y extrañar más el ruido de los ratones bajo la cama que a su novia cuando ya se ha ido. Ni hablar: que el tío este no está en el momento adecuado ni con la persona adecuada. Será que por eso me gusta tanto Belle & Sebastián, porque creo que esa sensación de no estar presente o de haber dejado pasar lo mejor sin darme cuenta, es la que mejor pinta el cuadro de mi existencia en este momento.

Coincidentemente, el día de hoy me levanté con una rola de estos escoceses que hace mucho no escuchaba: “Put the Book Back on the Shelf”. Quizá no sea la mejor que hayan compuesto, pero es lo que podríamos decir el “tipo ideal” (usando la terminología de Max Weber) de rola belleandsebastiana. Además, tiene como punto extra que ellos la hicieron en la época en que todavía Isobell Campbell era parte de la banda. Como todavía estaba somnoliento cuando la radio del despertador se encendió, pensé que me la estaban cantando a mí en sesión privada. Y, pues si, inevitablemente me puso en ese espacio intermedio entre la tristeza, la melancolía y la hilaridad la voz de Stuart Murdoch advirtiéndome sobre lo absurdo que es querer sacar sangre a una piedra y lo frustrante que puede ser esperar señales del cielo cuando yo mismo ya he jodido la ocasión. Ya ni hablar de cuando sentí que me pregunta eso de que sí estoy feliz conmigo mismo:


Sebastian you're in a mess
You had a dream, they called you king
Of all the hipsters, is it true?
Or are you still the queen?
Like getting blood out of a stone
The city left you all alone
You came to dance, but there's no poignancy
When they all leave you standing alone
The wider issues of the day
Don't interest you, you'll have to pay
For looking at the floor
When people talk to you
You wrote a book about yourself
The people left it on the shelf
You'll write another one
Now you've got a story that's worth talking about
Are you happy with yourself?
Are you talking to yourself?
Are you happy with yourself?
Put the book back on the shelf
I know the company you keep
You're on the sofa hidden deep
While on the telly Sid James speaks
To you like Go
You're always looking for a sign
But boy you blow it every time
You hear a voice begin to speak
You ignore it and go softly to sleep

9 comments:

Arkturo said...

el honor es mío!.

que way blog teneis.

tienes mail?

alaaa agrega el mio

arkturo@msn.com

Senses & Nonsenses said...

llego aquí a través del blog de el juntacadáveres y me quedo. tu lista de 28 películas me ha parecido interesantisissima. Algunas, muchas, tb podían estar en mi lista.
saludos.

el juntacadáveres said...

la verdad no los he escuchado... al menos no concientemente... me refiero a que supiera que los escuchaba... prometo bajar algo más tarde...
me late el post de hoy...
saludos...

Mario said...

Arkturo: De acuerdo, ya estaremos en contacto a través del messenger. Y lo de way (que es una palabra que me gusta mucho) también aplica para tu blog... Algo tiene la música de Sigur Ros que congrega a gente muy extraña a su alrededor, como tú y como yo, jejeje.

Senses & Nonsenses: Qué nick tan ingenioso, porque a eso se reduce nuestra estancia en la tierra, a sentidos y sinsentidos... Bienvenido!!! En tu caso tambíén podría ser como la novela de Jane Austen: Sense & Sensibility... Eso de hacer lista es muy divertido porque en sí misma la actividad no tiene sentido (un "nonsense"), pero referirla a cosas concretas de tu vida le otorga uno (un "sense").

Juntacadáveres: Te recomiendo que empieces por el que considero es su mejor disco: "If you're feeling sinister" (de donde salió el nombre de mi blog, por cierto)... Conociéndote un poco a través de lo que escribes, me atrevería a decir que te van a gustar los Belle & Sebastian...

Maquiavelica said...

Ni idea de lo q hablas, prometo investigar quienes son¡¡¡
Me sigue gustando como escribes¡¡
Besos Maquiavelicos

Mario said...

Chica maquiavélica:

Bueno, pues entonces para ti todo lo de Belle & sebastian tendrá la frescura de lo que se conoce por primera vez... Eso sí, no los dejes entrar mucho a tu vida, porque de lo contrario será dificil que los saques, jejeje... A mi me siguen gustando los besos maquiavélicos... Saludos

el juntacadáveres said...

los escucho ahora...
los baje de la red... pero creo... si, creo que puedo comprar un cd y no sé... continuar después... el sonido es... como... no sé... no sé... y las letras... que ingenio, que frescura... wow... gracias...
había leido alguna reseña sobre ellos pero no me había puesto a buscar rolas... gracias...

el juntacadáveres said...

son como musicales.. mejor dicho melodiosos... que no se puede decir de toda la música...
osea como música muy trabajada y elaborada, pero sin caer en lo barroco... de eso que te llenas de sonidos pero sin sentirte abrumado... me gusta, me gusta...
gracias de nuevo!!!

Mario said...

Juntacadáveres: Al leer los últimos posts de tu blog, se me ocurre que la mejor canción de Belle & Sebastian que te puedo decidar es "There's too Much Love", el último track de "Fold your Hand Child, You Walk Like a Peasant"